martes, 13 de mayo de 2014

La ayuda llega a cuenta gotas en Tecpan de Galeana

*Temen ocupar sus casas porque se pueden caer
*Prometen ayuda para dentro de seis meses
*Casas con daños estructurales sin considerar en el censo de Fonden

Más de 300 familias viven en la zozobra y duermen afuera de sus viviendas en las comunidades del municipio de Tecpan de Galeana, una de las zonas que registra más sismos en los últimos 20 días.
Los habitantes de media docena de comunidades y poblados, aseguran que por miedo a que ocurra un nuevo temblor y se les caigan sus casas duermen en pasillos, afuera de sus viviendas y en casas prestadas.
En silla de ruedas, Blas Preciado Sevilla, es un hombre de 72 años de edad, de la comunidad de Rancho Alegre del Llano y narró a LA VERDAD DE ZIHUATANEJO que a pesar de que su vivienda presenta fisuras en muros y el baño de cayó, el personal de la Sedesol, le han negado los apoyos.
“Aquí yo estoy durmiendo en el corredor porque es un peligro para mi dormir allá adentro se pone muy feo, el plafón y los muros del baño ya se cayeron. Pero en sí la casa toda tiene fracturas.
“(Sedesol) espera que haya tragedias que haya muertos y entonces (van) a venir corriendo a levantar lo que hay. Yo considero que eso está mal, que no engañen a nuestro presidente (Enrique Peña Nieto) que realmente vengan a hacer las cosas como se debe de hacer”, clamó Blas Preciado.
Un recorrido realizado en comunidades de San Luis de la Loma, El Cobano, El Cuajilote, Buenavista, Rancho Alegre de El Llano, El Cuajilote, entre otras se aprecian las casas que han sido censadas, aunque más del 70 por ciento de las viviendas no “califican” para recibir los apoyos del gobierno.
El presidente del comisario ejidal de la comunidad de San Luis de La Loma, Guillermo de la Peña Ruiz, asegura que son más de 300 familias que viven en la zozobra.

“Hemos sido ignorados, somos los últimos en tener asistencia de parte de las autoridades tanto del gobierno federal, estatal y municipal.
“Le comunique (al presidente municipal Crisóforo Otero Heredia) que estaba mal la comisaría, dijo que nos iba a mandar a Protección Civil y Obras Públicas para ver que se puede hacer, pero nunca nos llegó el apoyo nunca supimos que hace, tenía que ser atendido pronto, pero sé cayó”.
Contó que el pasado ocho de mayo había unas 60 personas de las comunidades de El Trapiche, El Consuelito y El Cobano en la comisaría ejidal, que iban a recibir apoyos de la Sedesol, pero como se tardaron el llegar los funcionarios para dar los apoyos, los habitantes decidieron irse.
El comisariado, De la Peña Ruiz, señaló que minutos después de que se retiraron los pobladores de las comunidades el sismo del ocho de mayo, derribó en su totalidad la comisaría.
“Tenemos 300 viviendas dañadas y nada más nos mandaron 64 apoyos que también no son apoyos, nos dieron diez laminas galvanizadas que no nos resuelven nada, porque aquí el problema es tejas, y paredes.
“Ni siquiera para una vivienda alcanza, una cubeta con enseres y nada más, y unas despensas”, reprochó Guillermo de la Peña.
Acusó que no todas las viviendas afectadas fueron consideradas para los apoyos, pues dice que el personal que realizó el censo, querían ver las paredes y techos en el piso para hacer valido el apoyo gubernamental.
Tecpan de Galeana y sus comunidades se encuentran en una de las zonas que más ha sido azotada por los temblores.
A Gonzala Marinano Mojíca, el personal de la Sedesol que realizó el censo le entregó un documento del PETI (Programa de Empleo Temporal Inmediato), pero no le dijeron que hacer ni mucho menos para que servía.
“Me dieron unas laminas y una despensa (…) para arreglar aquí. No me dijeron nada, me dieron este papel y me dijeron nosotros le avisamos y ya.
“Que me ayuden a hacer mi casita, mi esposo está enfermo, no trabaja, la que trabajo soy yo para mantenerlos, él ya no puede trabajar. Y si me siento mal, yo con que la hago, no tenemos dinero”, se quejó.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario