domingo, 7 de julio de 2013

"Alcancé a escuchar que ya había valido verga"

La desaparición de 12 jóvenes del Heavens After habría sido para darles una lección a 2 de ellos por representar una competencia en la venta de droga.

Esta hipótesis forma parte de la averiguación previa del caso.

Una testigo, cuya identidad se omite por seguridad, reveló que, además, algunos de los jóvenes secuestrados el pasado 26 de mayo en el antro de la Zona Rosa habrían sido heridos con armas punzocortantes.

En su declaración ministerial, la mujer dijo que el 12 de junio, 15 días después del plagio, se reunió con varios individuos, identificados como "El Chucho" Carmona, "El Javi", "El Hummer", "El Flaquito", además de otras dos mujeres, en Plaza Galerías.

Indicó que los hombres, quienes estaban armados, se veían muy nerviosos y recibieron, en el transcurso de la reunión, varias llamadas a sus celulares.

Tras contestar una de ellas, "El Chucho" Carmona y "El Javi" revelaron que varios de los desaparecidos habían sido "picados".

"Alcancé a escuchar que ya había valido verga con el asunto del Heavens, que a algunos de los desaparecidos ya los habían picado y que a dos de los chavos que se habían llevado les querían dar una lección porque les estaban haciendo competencia, pues a ellos los ayudaban sus padres, que, al parecer, están en el reclusorio.

"(Dijeron que), además, tenían que vengar la muerte del 'Chaparro', al que mataron en el Black", declaró la testigo a la Fiscalía Antisecuestros.

Dos días antes del secuestro, a las afueras del Black, un antro de la Colonia Condesa, fue ejecutado Horacio Vite Ángel, a quien la Procuraduría del DF identificó como vendedor de droga.


De los 12 secuestrados, Jerzy Ortiz y Saíd Sánchez tienen padres que están en prisión. El primero es hijo de Jorge Ortiz Reyes, "El Tanque", y el segundo, de Alejandro Sánchez Zamudio, "El Papis". Ambos están presos por delitos contra la salud, delincuencia organizada y extorsión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario