lunes, 3 de diciembre de 2012

Salen libres los policías detenidos por los marinos



Zihuatanejo, Gro.- Los tres policías detenidos por efectivos de la marina, obtuvieron su libertad este sábado por la tarde, después de pagar una fianza, antes fueron detenidos por efectivos de la Secretaría de Marina (SEMAR) y más tarde puestos a disposición del Ministerio Público por el delito de lesiones y abuso de autoridad, en agravio de un elemento de la Marina que se encontraba alterando el orden en estado de ebriedad.
Los marinos también pusieron a disposición la patrulla 22 y las armas de cargo de los tres uniformados municipales, mismas que les fueron entregadas este mismo sábado.
La detención se desprendió después que el pasado jueves por la noche, se recibió una llamada anónima a las instalaciones de Seguridad Pública en donde aseguraban que una persona del sexo masculino insultaba a una empleada de una farmacia en el Centro de Zihuatanejo, por lo que pedían la presencia de los uniformados.
Al llegar, los uniformados se percataron que era un sujeto en estado de ebriedad el que alteraba el orden, por lo que procedieron a detenerlo, sin embargo al forcejear se rompió el vidrio de la patrulla, al momento el sujeto se identificó como elemento de la Armada de México.

Fue cuando al lugar llegaron aproximadamente 30 efectivos de la SEMAR y un tanto más de policías municipales, quienes discutían acaloradamente por el detenido, al grado de armarse un zafarrancho que a punto estuvo de llegar a los disparos, hasta que llegaron los militares, quienes controlaron la situación.
Sin embargo, el ebrio marino fue dejado en libertad y más tarde los marinos lograron la detención de Efraín Guillen Maciel, José Antonio Camarena Espino y José Mario Andrés Avianeda, los tres policías preventivos de la patrulla 22 y quienes momentos antes detuvieron al marino.
La mañana del pasado viernes, los efectivos de la SEMAR pusieron a disposición del Ministerio Público a los tres uniformados de Seguridad Pública Municipal junto con la patrulla 22 y las armas de cargo de los uniformados, por el delito de lesiones y abuso de autoridad.
Finalmente, se espera que el marino agraviado acuda a interponer formal denuncia a la Agencia del Ministerio Público y se llegue a un acuerdo entre ambas corporaciones, de  lo que sucedió, pues la tarde del pasado sábado los uniformados y la patrulla fueron dejados en libertad tras depositar una fianza.

la policiaca.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario