miércoles, 14 de noviembre de 2012

DECIMOS “YA BASTA” A QUIENES TRANSGREDEN LA LEY, LA PAZ Y A LA TRANQUILIDAD: CODDEHUM


Chilpancingo de los Bravo, Gro., a 13 de noviembre del 2012. La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero, expresa su preocupación por los hechos que han venido sucediendo de manera recurrente, en agravio de estudiantes y sectores de la población, sobre todo de comerciantes de Chilpancingo; en fechas recientes hubo un operativo de la Policía Federal Preventiva, en el cual detuvieron de manera por demás arbitraria a siete comerciantes del andador Emiliano Zapata, del Centro Histórico, de esta Ciudad Capital.
Casi en la misma fecha fueron detenidos cinco estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, quienes fueron trasladados a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y fueron dejados ahí, sin el oficio de puesta a disposición y el parte informativo respectivo, como si se tratara de secuestradores cuando dejan abandonados a algunos de sus secuestrados, circunstancia totalmente contraria a lo establecido por el artículo 16, párrafo quinto, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en relación con los numerales 3 fracción III y 193, fracción III, del Código Federal de Procedimientos Penales, lo que habla de una irregularidad a todas luces violatoria del Pacto Federal y de los diversos tratados internacionales en materia de derechos humanos a los que México se encuentra vinculado.

Estos casos emblemáticos son reprobables, por tal razón, esta Comisión por conducto de su Presidente, de manera atenta y respetuosa pide a las Autoridades Policiacas y al Delegado de la Procuraduría General de la Republica en Guerrero, y eleva asimismo este pronunciamiento a la Procuradora General de la República, para que sean respetados los derechos humanos y la propia Constitución Federal, adoptándose las medidas de control oportunas y necesarias para detener este tipo de actos que provocan zozobra y rencores por parte de la ciudadanía en contra de los policías y de todas las autoridades encargadas de la investigación y procuración de Justicia.
Ante estos acontecimientos, expresamos nuestro repudió a tales hechos y decimos un “ya basta” a quienes transgreden la Ley, la paz y a la tranquilidad; se debe de trabajar por un Guerrero seguro como lo quiere el gobernador del estado y toda la sociedad guerrerense.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario