jueves, 25 de octubre de 2012

La familia feliz, en la dirección de Reglamentos

Por Javier Trujillo


*Hijo, nuera, compadre e incondicionales a la nómina
*Llegaron como 30 a pesar de que anuncian recortes de personal

Acapulco, Gro.- Inició como denuncia en redes sociales y se convirtió en una protesta de 50 empleados sindicalizados que pararon labores en la Dirección de Reglamentos y Espectáculos del gobierno del alcalde Luis Walton para exigir cese el nepotismo y aclaren la llegada de 30 “empleados”que llegaron con de Miguel Rabadán Delgado, director de la oficina.
El director de la oficina municipal, integrante del Grupo Guerrero que encabeza David Jiménez Rumbo, primero fue exhibido en las redes sociales como Facebook, en la que lo señalan de nepotismo.
En una fotografía explican que designó como jefe de reglamentos a su hijo Miguel Ángel Rabadán, a su nuera Jimena Jiménez como delegada administrativa, su compadre Luis Enrique Alarcón Carbajal como subdirector, y Eduardo, amigo de su hijo, como  jefe de inspectores.
Adicionalmente Ricardo Rodríguez Guadarrama lo nombró jefe de espectáculos, que es el que realiza las visitas a los bares y cobran los permisos de misceláneas que carecen de documentación.
La denuncia inicialmente fue subida al Facebook, por el abogado porteño Alfredo López Rosas, hermano del ex alcalde de Acapulco y ex procurador de justicia de Guerrero, Alberto López Rosas, lo que derivó en un principio en una denuncia en las redes y luego en una protesta de trabajadores.
Este día Carlos Mendoza Gallegos, empleado sindicalizado acusó que Rabadán Delgado y su familia “Llegaron quitando a todos de los escritorios, puso a toda la familia en los cargos y llegó con 30 personas más.
“Nosotros no entendemos como es que el alcalde Luis Walton dice que hay exceso de personal en la nómina y que no se puede contratar a más trabajadores y el director llegó con 30 personas más”, dijo en el marco de la protesta.

Explicó que la molestia de los trabajadores sindicalizados que laboran en la dependencia son los actos de prepotencia, y algunas pertenencias de los empleados que se extraviaron con la llegada de la familia Rabadán.
Se informó que los empleados fueron regresados a sus respectivos lugares en los que desempeñan sus labores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario